¿Por qué utilizar protectores solares en invierno?

Belleza y Cosmética: Trucos y consejos, Salud y Bienestar: Consejos y noticias - Blog PromoFarma

      Belleza y Cosmética, Salud y Bienestar    

La piel es igual de sensible en invierno que en verano, por eso, aunque las temperaturas no sean tan altas como en la estación estival, el sol sigue siendo una de las principales causas del envejecimiento y el deterioro de la piel, llegando a producir lesiones cutáneas como quemaduras e irritaciones, que posteriormente pueden convertirse en antiestéticas imperfecciones como arrugas, cicatrices o manchas.

Con el frío, el viento y otros factores ambientales típicos del invierno, como la lluvia, la nieve y la humedad, los efectos de las radiaciones solares pueden aumentar considerablemente, debido a las micropartículas de agua que quedan suspendidas en la atmósfera, y que reflectan con más fuerza aún la luz solar, llegando a producir daños importantes en la piel, sobre todo en el rostro, ya que siempre se encuentra expuesto a los agentes climatológicos y las altas temperaturas del invierno.

Proteger la piel durante el invierno es muy importante

Para evitar daños en la piel debidos a la exposición solar es aconsejable utilizar protectores solares también durante el invierno, sobre todo si pasamos mucho tiempo expuestos al sol, o si practicamos deportes al aire libre, tanto en zonas urbanas como en plena naturaleza, en la ciudad, el campo, o la montaña. Además conforme ascendamos de altitud más intensas serán las radiaciones solares, por eso, si realizamos deportes de montaña, como running, senderismo o deportes de invierno como el ski, el snow o incluso el patinaje sobre hielo, será necesario aplicar protectores solares faciales para exposiciones extremas, al menos en la cara, ya que suele ser la zona que más sufre las consecuencias del sol.

Rutina facial para cuidar la piel en invierno:

  • Protección solar: como ya sabes, proteger la piel durante el invierno es muy importante; por esta razón es necesario que en tu rutina diaria añadas alguna crema de protección solar para el rostro, así protegerás tu piel de los rayos UV y UVA.
  • Crema hidratante: a causa del frío la piel se nos reseca más de lo normal. Por esta razón, es necesario que añadas a tu rutina cremas hidratantes faciales para acabar con la sequedad de la piel.
  • Stick labial: por supuesto no se nos puede olvidar los labiales hidratantes para hacer frente a la sequedad de los labios causada por el frío y así, conseguir la nutrición que necesitan tus labios.
  • Sérum facial: ya sabrás que el sérum facial es necesario en nuestra rutina diaria sea invierno o verano. Y es que los sérums tienen efecto tensor que ayudan a dejar la tez suave y tersa, además estimulan la producción de colágeno y elastina que ayudan a mantener una piel sana.

Al igual que en verano, después de una larga exposición al sol, además de utilizar protectores solares, es muy recomendable utilizar cremas hidratantes especiales para cuidar la piel después del sol, como los aftersun. Estas cremas ayudan a hidratar y humectar la piel tras muchas horas de sol, al mismo tiempo que calman y reparan las posibles irritaciones cutáneas, como quemaduras o rojeces, además, los aftersun, contienen ingredientes que ayudan a regenerar la piel, y que aportan elasticidad y firmeza, dejándola suave y sedosa.

¡Protege tu piel y la de tu familia durante el invierno y el verano!

 

Valoración post

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las condiciones generales de uso y la política de privacidad

consulta farmacéutica
Pregunta a nuestro farmacéutico de manera anónima y gratuita

Haz una pregunta

Te recomendamos buscar tu consulta porque es posible que ya esté resuelta

Haz una pregunta

    Correo electrónico (No será publicado)
    Te enviaremos un mail cuando contestemos tu pregunta

    Título pregunta

    ¿Cuál es tu pregunta?
    Puedes escribir tu nombre al final de tu pregunta (es opcional)