Vitaminas

ORDENAR POR:
-10%
-10%
31.62€ 28.45
-21%
-21%
15.41€ 12.11
-34%
-34%
18.71€ 12.37
-10%
-10%
8.53€ 7.65
-16%
-16%
16.50€ 13.84
-24%
-24%
8.58€ 6.53
-66%
-66%
13.25€ 4.54
-18%
-18%
58.66€ 47.99
-34%
-34%
16.95€ 11.13
13.28
-38%
-38%
11.19€ 6.98
-30%
-30%
12.70€ 8.95
-26%
-26%
10.99€ 8.13
-33%
-33%
14.03€ 9.41
11.00
4.95
-58%
-58%
6.90€ 2.90
-32%
-32%
18.34€ 12.56
-18%
-18%
7.07€ 5.80
-56%
-56%
19.50€ 8.50
-62%
-62%
12.13€ 4.60
-29%
-29%
17.20€ 12.28
-22%
-22%
11.99€ 9.40
-30%
-30%
14.30€ 10.03
-19%
-19%
19.32€ 15.70
-27%
-27%
10.56€ 7.74
-20%
-20%
12.65€ 10.12
-62%
-62%
31.23€ 11.79
-20%
-20%
9.50€ 7.57
-19%
-19%
19.73€ 15.90
-15%
-15%
9.20€ 7.85
-74%
-74%
15.50€ 4.00
-56%
-56%
7.61€ 3.32
29.86
-10%
-10%
16.61€ 14.94
-53%
-53%
14.63€ 6.90
-41%
-41%
19.69€ 11.56
-62%
-62%
31.58€ 11.95
2.79
-55%
-55%
70.95€ 31.65
30.00
16.87
-21%
-21%
18.98€ 15.05
37.09
-5%
-5%
19.95€ 18.89
12.95
-58%
-58%
27.50€ 11.50
8.41

Incluye vitaminas o complejos vitamínicos en tu dieta y mejora tu salud y bienestar

¿Qué son las vitaminas?

Las vitaminas son sustancias indispensables en los procesos metabolicos de los alimentos, y son, también, las responsables de diferentes funciones de nuestro organismo, y la carencia de cualquiera de ellas puede llegar a causar serios problemas de salud. Normalmente, extraemos todas estas vitaminas de los alimentos, manteniendo una alimentación sana, variada y equilibrada, ya que el cuerpo humano no puede producir estas vitaminas por sí solo.

¿Qué tipo de vitaminas existen?

Podemos diferenciar las vitamnias en dos grandes grupos, las liposolubles y las hidrosolubles, que se diferencian en la forma en la que son absorbidas por el organismo y que pueden ser de origen vegetal o animal, siendo ambas igual de importantes para nuestra salud.

Las vitaminas liposolubles son las que son solubles en grasas, y suelen estar presentes en alimentos más grasos, y se almacenan en el hígado, el intestino delgado y los tejidos adiposos del cuerpo, donde se encuentra una mayor concentración de grasas y lípidos necesarios para la solución de estas vitaminas, que son las vitaminas A, D, E y K

.

Las hidrosolubles, como su nombre indica, son las que se disuelven en agua, y aunque pueda parecer lo contrario, las vitaminas hidrosolubles son más dificiles de consumir, ya que se pierden facilmente al cocinar los alimentos y se acumulan en reservas de agua de nuestro cuerpo, deshaciémos de ellas mediante la orina o el sudor, sin embargo son indispensables para nuestra salud y también las que necesita nuestro cuerpo en mayor cantidad. Por eso, es aconsejable tomarlas mediante algún complemento o complejo vitamínico.

¿Cuáles son las vitaminas esenciales para nuestra salud?

Existen 13 clases distintas de vitaminas A o retinol, B o tiamina, B2 o riboflavina, B3 o niacina, B5 o ácido pantoténico, B6 o piridoxina, B8 o biotina, B9 o ácido fólico, Vitamina C o ácido ascórbico, D o calciferol, E o tocoferol y, por último la vitamina K y cada una de ellas cuenta con una función concreta en nuestra salud.

A o retinol: ayuda en la formación y mantenimiento de los huesos, dientes y tejidos blandos, como las mucosas y la piel.

B1 o tiamina: ayuda a las células a convertir loas carbohidratos en energía.

B2 o riboflavina: es imprescindible en el desarrollo y crecimiento corporal y en la producción de glóbulos rojos.

B3 o niacina: ayuda a mantener un aspecto saludable de la piel y un correcto funcionamiento del sistema nervioso, y en altas dosis puede llegar a reducir el colesterol.

B5 o ácido pantoténico: esencial en el metabolismo de los alimentos e interviene en la producción de hormonas.

B6 o piridoxina: ayuda en la formación de glóbulos rojos y en el mantenimiento de las funciones cerebrales, también interviene en metabolismo de carbohidratos, proteínas y grasas.

B7 o biotina: es esencial para el metabolismo de carbohidratos y proteínas, e interviene en la producción de hormonas y colesterol bueno.

B9 o ácido fólico: es necesario para la producción del ADN, que controla el crecimiento tisular y la función celular.

B12 o cianocobalamina: es necesaria para el crecimiento y la creación del tejido nervioso, facilita la síntesis de glóbulos rojos e interviene en el desarrollo y maduración de las células en general.

C o ácido ascórbico: es un potente antioxidante, ayuda a mantener unos dientes y encías sanos, a absorber minerales esenciales como el hierro y también favorece la cicatrización de heridas.

D o calciferol: favorece la absorción del calcio y fósforo, esta vitamina la conseguimos a través de la luz solar.

E o tocoferol: es considerada la vitamina de la juventud, ya que ayuda a frenar los síntomas del envejecimiento.

Vitamina K: favorece la coagulación de la sangre y la circulación sanguínea.