Vitamina D para bebés ¿Necesidad real o Marketing?

Bebés y Mamás: consejos de salud y belleza - Blog PromoFarma

      Bebés y Mamás    
bebe-lactante

Es probable que, si recientemente has sido madre o padre, o ha llegado un nuevo miembro a tu entorno cercano, hayas oído hablar de la importancia de la vitamina D en bebés. Esto no es de extrañar, ya que cada vez empieza a estar más extendido el hecho de que los pediatras la receten a todos los recién nacidos, pero ¿sabes a qué se debe esta nueva necesidad?

¿Qué es la vitamina D?

La vitamina D es una vitamina liposoluble que se presenta en forma de vitamina D3 (también conocida como colecalciferol) o vitamina D2 o ergocalciferol. Se trata de un nutriente esencial para mantener el calcio en sangre y fundamental para la salud de los huesos, cuyo déficit en la infancia puede causar raquitismo y dificultades respiratorias, y puede aumentar el riesgo de padecer otras enfermedades en el futuro, como la diabetes tipo 1. El raquitismo por deficiencia de vitamina D en lactantes no es muy frecuente, pero puede darse si el bebé no recibe una dosis suficiente que cubra sus necesidades.

Vitamina D en bebés: Cómo obtenerla

Al nacer, los bebés cuentan con una reserva limitada de vitamina D que obtienen durante el embarazo, y que podría mantenerse después mediante la ingesta de leche materna o la exposición directa al sol. Sin embargo, parece que leche materna por sí sola no está proporcionando a los bebés una cantidad adecuada de vitamina D. Además, en latitudes superiores a 37 grados al norte o al sur (donde se encuentra gran parte del territorio español), la radiación resulta demasiado baja entre otoño y primavera para que nuestro cuerpo pueda sintetizarla, especialmente en el caso de pieles más oscuras. Esto, sumado a la recomendación de no exponerlos al sol sin fotoprotección y a una tendencia a hacer menos vida al aire libre, hace que la adquisición de dicha vitamina se complique.

Pero, entonces ¿cómo hacer para que los más pequeños crezcan sin este déficit? Es aquí donde la suplementación juega un papel fundamental, y el motivo por el que se recomienda usarla hasta que se pueda obtener la cantidad necesaria de otro modo.

Para proporcionársela puedes­­ optar por:

  1. La introducción de leche de fórmula o cereales, que ya vienen suplementados.
  2. Complementos alimenticios de vitamina D, como SOLVILIT® Bebés, en caso de optar por la lactancia materna exclusiva o de que la dosis de leche de fórmula enriquecida sea insuficiente,

¿Qué dosis de vitamina D para bebés es la adecuada?

A continuación te dejamos las recomendaciones generales aunque, como siempre, quien deberá determinar vuestras necesidades concretas en función de la salud del bebé y de los hábitos de la familia, es vuestro pediatra:

  • En bebés prematuros hasta el primer año de edad: de 200 UI/kg diarios hasta un máximo de 400.
  • En menores de un año, lactantes o que no alcancen el litro diario de leche de fórmula enriquecida con vitamina D: 400 UI diarios.
  • En niños mayores de un año y adolescentes que tengan déficit, a pesar de llevar a cabo una alimentación completa y de exponerse al sol regularmente: 400 UI diarios.

 

¿Habías oído hablar de este déficit de vitamina D tan extendido? ¿Tomas suplementación para solventarlo, o te la han recetado para los más pequeños de la cada? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Valoración post

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando...