Arlette Torres, “Nómada por naturaleza”

Responsabilidad Social Corporativa e influencers - Blog PromoFarma

      Noticias y concursos    
arlette torres

Se reconoce tenaz, apasionada y llena de matices, aunque cada vez vive más en la sencillez y disfruta de ella. Sus raíces, bañadas por las costas caribeñas que rodean Venezuela, y sus más de 15 años en España, la han hecho nómada del mundo y así está a gusto. Hablamos de la actriz Arlette Torres, y con ella de sus múltiples proyectos dentro y fuera del celuloide. En la serie HIT de TVE, Arlette da vida a Patricia, la madre de uno de los adolescentes protagonistas. Acaba de estrenar la segunda temporada de Señoras del (H)AMPA en Amazon Prime, con un papel que va creciendo capítulo a capítulo ofreciendo un rostro muy diferente al que nos tenía acostumbrados. Sobre las tablas estrena en el Teatro Lara de Madrid, Fahrenheit 108, la nueva propuesta escénica de la directora Cecilia Gessa. Además, es periodista y profesora de yoga, formada en India. Hablamos con ella de su pasado, de su presente y de su futuro. ¡GRACIAS ARLETTE!

Entrevista a Arlette Torres

CUÍDATE: ¿Qué te anima a cruzar el charco hace 15 años y acabar haciendo tu carrera en España?

ARLETTE TORRES: Ya hacía teatro y había dado mis pasitos en el cine y la televisión en Venezuela, cuando decidí cruzar el charco con la intención de buscar nuevos horizontes. Estaba ávida de aprendizaje, quería vivir en Europa y soñaba hacer cine europeo. Dejé atrás los miedos, salí de mi zona de confort y llegué a España con los bolsillos y el corazón llenos de ganas. Siempre, de alguna manera, confirmo que es cierto que los sueños se cumplen. Hay que soñarlos y trabajar para materializarlos. Vine para estar 8 meses y de esto hace ya 15 años.

C: 2020 ha sido tu año, pero no podemos decir que haya sido suerte sino, producto de mucho trabajo.

A.T.: Efectivamente. Por una parte, trabajo perseverante,fehaciente y paciente de hormiguita, que ha ido cultivando poquito a poco para recoger buenas cosechas. Me llena de satisfacción. Y me siento afortunada. Y, por otro lado, también es producto de un trabajo personal. Ha sido un año complejo para todos y creo que mi misión primordial está siendo entrenar mi mente para generar pensamientos positivos, para despertar la creatividad y desarrollar la capacidad de reinventarme.

C: ¿Cuándo y por qué decides ser profesora de yoga?

A.T: A mí el yoga me cambió -literalmente- la vida, desde todo punto de vista. Es una maravillosa herramienta de transformación y me di cuenta de que una de las formas de agradecer al Universo y recompensar a mis maestras y maestros por todo lo que he ido aprendiendo, es compartir lo que sé, desde mi experiencia, con humildad y con la creencia entusiasta de que de alguna manera lo que a mí me ha ayudado también podría ayudar a otras personas.

C: ¿El yoga es una forma de vida?

A.T: Es un camino. Una forma de ver, entender y vivir la vida.

Así se cuida Arlette

Cuido de mi salud de forma integral: cuerpo, mente, espíritu. Físicamente hago ejercicios a diario, mantengo buenos hábitos alimenticios (eso no quiere decir que no me pueda dar un capricho de vez en cuando); opto por la utilización de productos cosméticos naturales, de origen orgánico y sin conservantes (por ejemplo: aloe vera, aceites esenciales, hierbas, minerales, etc.). Y mental, espiritual y emocionalmente, me entreno a través del yoga y la meditación para generar bienestar, aprender a escucharme más atentamente y a establecer límites saludables, a respetar mis tiempos y espacios. Y, entre otras cosas, me relaciono con personas que me aportan y de las que aprendo, y agradezco cada día lo que soy, lo que tengo y lo me rodea.

Su consejo saludable

Más que consejos, me gusta ofrecer sugerencias. Y tal vez una de ellas podría ser aprender a escucharnos, respetarnos y querernos más a nosotros mismos; a entender que no estamos solos en el mundo, a fluir con serenidad en la medida de lo posible; y a vibrar más en la armonía del amor, la plenitud y el bienestar, en lugar de la carencia, la ira y la queja. Herramientas hay, y muchas, solo hay que querer, decidir y ponerse a ello.

Muy personal

  1. Un recuerdo. Los apurruños (cariños y abrazos) de mi abuela.
  2. Una canción. Enjoy the silence, Depeche Mode.
  3. Un olor. Incienso tailandés.
  4. Un sabor. Umami.
  5. Un sitio para perderte. Rishikesh (India). Un sitio para perderse y encontrarse.
  6. Al 2021 le pides. Elevar el nivel de consciencia universal.
  7. Un sueño por cumplir. ¡Tengo muchos! Soy una soñadora empedernida.

Si quieres saber más, lee nuestra revista completa. ¡La encontrarás en nuestro BLOG!

Valoración post

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando...