Aceites esenciales durante el embarazo: ¿se pueden utilizar?

Nuestra farmacéutica responde

      Nuestra farmacéutica responde    
aceites esenciales en embarazadas

Como normal general, durante el embarazo y el periodo de lactancia, tendremos la precaución de no aplicar o ingerir ninguna sustancia cuya inocuidad no haya sido testada. Los aceites esenciales son un motivo frecuente de consulta, ya que muchos de ellos están contraindicados en estas dos situaciones o su uso está restringido en bebés y niños. Pero no todos los aceites esenciales tienen estas limitaciones. Informarse bien antes de utilizarlos es la clave.  En este post te contamos qué son los aceites esenciales y cómo utilizarlos.

La vía de aplicación tópica, más segura que la oral

La vía tópica ofrece mayor seguridad que si ingerimos un producto por vía oral. Pero, como muchas sustancias de naturaleza grasa pueden absorberse a través de la piel y alcanzar el torrente sanguíneo, durante el embarazo tendremos casi el mismo cuidado que si lo tomáramos por vía oral. Al fin y al cabo, el manto cutáneo es una estructura protectora del cuerpo, pero también es una barrera de intercambio de sustancias con el exterior. Es permeable y una puerta de entrada para ciertas sustancias.

Los aceites esenciales se han utilizado tradicionalmente por sus propiedades a nivel olfactivo y también se han aplicado sobre áreas específicas de la piel. Si se diluyen con un aceite vegetal, obtenido por presión en frío de semillas, se rebaja su potencia y resultan más seguros. Por ejemplo, se pueden añadir unas gotas a una base de aceite vegetal de almendras, jojoba, rosa mosqueta o albaricoque. El aceite vegetal, además de ser un vehículo seguro para los aceites esenciales y hacerlos más seguros, aporta nuevas e interesantes propiedades a la mezcla: será mucho más nutritiva para la piel. 

Para los niños, durante el embarazo y la lactancia, se han creado combinaciones específicas de aceites esenciales y vegetales que resultan totalmente seguras. Pueden servir para aliviar la pesadez de piernas, mejorar las digestiones, ofrecer armonía al parto o aliviar las primeras molestias del bebé. Solos o en combinación, los aceites esenciales son un regalo del mundo vegetal y podemos escoger los más seguros para el cuidado de la mamá y el bebé.

 

Tipos de aceites esenciales y propiedades

Mientras que algunos aceites esenciales están totalmente contraindicados durante el embarazo, hay otros que sí pueden utilizarse a partir del 2º trimestre Además, si se seleccionan sólo las sustancias de interés que son más seguras y se añaden a formulaciones con aceites vegetales, podremos utilizarlas durante todo el embarazo y la lactancia con absoluta tranquilidad. Tengamos en cuenta que un aceite esencial es una mezcla muy compleja de sustancias activas; es posible analizar esta complejidad y separar las sustancias que no están contraindicadas del resto de la mezcla.

aceites_post2

 

Veamos algunos ejemplos prácticos de aceites esenciales que se pueden utilizar a partir del 2º trimestre de embarazo y aquellos componentes que, aislados del resto, son seguros durante todo el embarazo y la lactancia:

  1. Aceites esenciales que se pueden utilizar a partir del 2º trimestre de embarazo. Las 3 precauciones básicas serían: mejor aplicarlos diluidos en una base de aceite vegetal; priorizar la vía externa en lugar de la interna (vía oral); y moderación en su uso (espaciar la frecuencia de aplicación y utilizar la mínima dosis). Veremos dos ejemplos. Por un lado, el aceite esencial de Árbol de té (Melaleuca alternifolia) tiene propiedades antibacteriana, antifúngica y antivírica. Estimula el sistema inmune y se recomienda utilizarlo sobre la piel, por vía externa. Se pueden diluir 3 gotas en aceite vegetal o aplicarlo directamente un máximo de 3 veces al día y en tratamientos cortos. El aceite esencial de lavanda (Lavandula angustifolia) se usa para el cuidado de la piel agredida y tiene propiedades relajantes. Utilizar siempre con moderación y evitar en caso de antecedentes alérgicos. Por su pureza y calidad, destaco Pranarôm aceite esencial del árbol del té BIO 10ml y Lavanda Bio 10ml Aceite Esencial.
  2. Componentes de aceites esenciales que son seguros durante el embarazo y la lactancia. En esta categoría encontramos sustancias procedentes de los aceites esenciales que se añaden a otras fórmulas combinadas. Por sus buenas propiedades cosméticas, destacan el limoneno, el citronelol, el geraniol, el eugenol y el farnesol. El geraniol, por ejemplo, se encuentra en gran cantidad en los aceites esenciales de palmarosa y  citronela. Huele muy bien y es uno de los responsables de que los aceites esenciales sirvan para ahuyentar a los insectos. Este tipo de sustancias se encuentran en cantidades muy pequeñas dentro de formulaciones específicas para el embarazo y la lactancia. Por ejemplo, Weleda aceite de masaje antiestrías 100ml es un preparado a base de aceite de almendra dulce, aceite de jojoba, aceite de germen de trigo, extracto de árnica y porciones de aceites esenciales seguros. Ayuda a mantener la elasticidad de la piel y la nutre intensamente para prevenir la aparición de estrías. Es apto para todo el embarazo y la lactancia. Otra combinación interesante la encontramos en Pranarôm BIO Féminaissance confort digestivo 10ml (pertenece a una línea específica para el embarazo y la lactancia). En este caso, los aceites de jengibre, limonero, manzanilla romana, cardamomo y anís verde proporcionan confort digestivo eficaz durante el embarazo.

Lo más importante antes de utilizar los aceites es verificar la especie vegetal de procedencia e, incluso, la variedad botánica. Eso es necesario porque las propiedades terapéuticas y la toxicidad pueden cambiar de una a otra. Buscaremos el nombre latín completo que las identifica. También es recomendable que los aceites estén bien “quimiotipados” (identificados a nivel químico, como si de una huella dactilar se tratara), que sean puros (no estén mezclados con otras sustancias) y, preferentemente, se hayan obtenido por cultivo biológico. En un próximo artículo veremos qué aceites esenciales y productos podemos utilizar para facilitar la lactancia y para el cuidado del bebé.

 

¡Feliz semana!


Conflicto de intereses: La información contenida en mis artículos, así como en las respuestas de consultas privadas, es de carácter independiente. Las recomendaciones las hago en base a la información técnica y el propio criterio profesional, y no recibo ningún incentivo para destacar unos productos frente a otros. Agradezco a todos lectores que se pregunten por el criterio de selección aplicado y les animo a seguir enviando sus inquietudes y comentarios.

Las mejores ofertas

  • Esponja vegetal
  • Chitosan vegetal
  • Glicerina vegetal
  • Aceites solares
  • Aceite mct
  • Aceite calendula
  • Aceite mosqueta
  • Lipikar aceite
  • Aceite de neem
  • Aceite de coco
  • Aceite de ajo
  • Aceite solar
  • Valoración post

    (8 votes, average: 5,00 out of 5)
    Cargando...

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    He leído y acepto las condiciones generales de uso y la política de privacidad