¿Sabías que existen distintos tipos de colágeno?

Salud y Bienestar: Consejos y noticias - Blog PromoFarma

      Salud y Bienestar    

El colágeno es una proteína, la más abundante en el cuerpo humano, que forma fibras creando un tejido conjuntivo. El colágeno es producido entre otras células por los fibroblastos, las células principales en el tejido conectivo. Principalmente el colágeno aporta la fuerza y elasticidad a varios órganos del tejido conectivo, el colágeno se va renovando durante la vida, así en los huesos dura hasta un año y en la piel 5 meses. ¿Pero sabías que no dura para siempre y, por eso, aparecen los signos de envejecimiento en la piel?

 

Con el paso del tiempo, la formación de colágeno se deteriora, perdiendo grosor y elasticidad. De este modo, se producen los problemas articulares y reumáticos y, por parte de la piel, aumenta la flacidez y formación de arrugas. Es por ello que a partir de cierta edad es necesario el uso de productos con colágeno. Por otro lado, ¿sabías que existen distintos tipos?

 

Tipos de colágeno según su fuente

En realidad, existen muchos tipos distintos de colágeno, que se dividen en 4 fuentes fundamentales.

Las distintas fuentes de colágeno se dividen en los distintos usos que queramos darle a este producto:

 

  1. Colágeno sintetizado: Creado en laboratorio, de patente japonesa y en forma de polvo.
  2. Colágeno marino: Se trata de un colágeno de composición vegetal derivado de las algas. De las fucus y laminarias se extrae la proteína por procesos bioquímicos y se hidrolizan para conseguir disminuir el peso molecular de las mismas. Suele ser líquido.
  3. Colágeno animal: Proviene fundamentalmente del colágeno hidrolizado del esternón del pollo, es fundamentalmente colágeno hidrolizado, en forma polvo.
  4. Pero, además de esto, existen una serie de alimentos que aportan colágeno y otros que estimulan la formación por nuestro organismo mismo:
     

    1. Los derivados de la soja
    2. Los alimentos que aportan vitamina C
    3. Los alimentos ricos en Omega 3
    4. Los alimentos que aportan azufre

No obstante, la fuente primordial de colágeno por vía oral es la gelatina de origen animal de la médula ósea y la carne magra.

El colágeno con magnesio ¿Para qué necesitamos magnesio?

Como ya sabemos, la piel al estar expuesta a diversos factores externos y al paso del tiempo, pierde sus características naturales, exigiendo por nuestra parte tratamientos nutritivos, hidratantes y reafirmantes que garanticen un tejido cutáneo perfecto. La piel se ve beneficiada mediante la incorporación de magnesio con colágeno en nuestra dieta, ya que estos componentes son vitales en los procesos de regeneración y reparación celular. Nuestra piel se verá más luminosa y elástica.

 

  1. El magnesio es fundamental para la creación de proteínas, siendo el colágeno una proteína. Gracias a la presencia de magnesio en nuestro organismo, podemos garantizar una musculatura sana y un sistema óseo resistente, y así evitar posibles problemas de articulaciones.
  2. La ingesta de suplementos ricos en magnesio y colágeno ha demostrado un beneficio directo en la piel y en las articulaciones. El consumo de magnesio y colágeno ayudan a mantener articulaciones jóvenes, resistentes, lubricadas y con mayor flexibilidad ante determinados movimientos. Su función principal es la de conservación y preservación del tejido cartilaginoso.

Si buscas un tratamiento que mejore la apariencia de tu piel y la salud de tus articulaciones, piensa en la nutricosmética: opta por un suplemento natural de magnesio con colágeno.

 

 

Las mejores ofertas

 

otros productos recomendados

Valoración post

(3 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando...

Hay 2 comentarios

    • Buenos días María Ángeles,

      En este caso, existe un proceso inflamatorio crónico muy instalado, para el que puede estar indicada la medicación convencional antiinflamatoria, pero podemos apoyar con complementos alimenticios naturales que den soporte al organismo.

      Recomiendo la complementación habitual a base de sustancias con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes (porque la inflamación comporta ineludiblemente una enorme producción de radicales libres oxidantes y dañinos, que fomentan aún más el proceso inflamatorio). Destaco dos suplementos, por su seguridad y utilidad. En primer lugar, el extracto de cúrcuma. Es una planta que se utiliza como especia y, a dosis estandarizadas, es muy interesante. En procesos inflamatorios crónicos, es uno de los primeros complementos a tener en cuenta. Tiene una buena tolerabilidad, lo desaconsejaría sólo en caso de úlcera gástrica grave. La de Solaray, contiene una dosis adecuada: Solaray turmeric 30cáps. Se toma 1 cápsula al día, con un vaso de agua y durante la comida principal.

      Otro complemento que recomiendo es el Omega 3 (DHA+EPA), lo más puro posible (de calidad y extraído con buenas garantías). A dosis bastante altas, alrededor de 1g por día. Por ejemplo, Enerzona Omega 3 pack 120cáps +48cáps REGALO. Habrá que ir con más cuidado si se toma medicación anticoagulante y consultarlo antes con el médico.

      El medicamento sin receta Traumeel (en comprimidos o en crema para aplicación local) es un excelente apoyo para controlar la inflamación y potenciar el efecto de otra medicación antiinflamatoria (al hacer mejor su efecto, podemos reducir la dosis y el consiguiente riesgo de efectos secundarios).

      El colágeno en forma de complemento alimenticio me parece adecuado, como soporte a la salud osteoarticular. Casi no tiene contraindicaciones a la dosis recomendada. Aquí puedes consultar otro artículo más reciente relacionado con este complemento.

      Todos estos complementos deberán tomarse en el contexto de una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable.

      Espero que te ayude, ¡cuídate mucho!