Pasta de dientes sin flúor, la alternativa natural

Escrito por PromoFarma el 01/03/2018

No hay duda de que los productos naturales y bio han llegado para quedarse. Desde hace un tiempo son muchas las personas que, preocupadas por el uso abusivo de conservantes industriales en productos tan cotidianos como puede ser el dentífrico, buscan alternativas naturales que satisfagan sus necesidades.

¿Pasta de dientes sin flúor?

El flúor es el componente estrella de la mayoría de dentífricos y es el encargado de reducir la adherencia microbiana a la superficie dental y evitar la aparición de las caries. Además aumenta la superficie del esmalte y fortalece las piezas dentales. Pese a la larga lista de beneficios, son muchas las personas que prefieren cuidar sus dientes con productos que incorporen ingredientes naturales. ¡Y hay muchas opciones!

Un buen ejemplo es la pasta dentífrica salina de Weleda, que previene las caries e impide la formación de sarro gracias a la sal marina y el bicarbonato sódico natural. Eso sí, hay que acostumbrarse a su sabor salado y a su textura granulada. Otra opción es Parodontax sin flúor, una pasta de dientes que elimina las bacterias que producen el sangrado gingival y mantiene las encías sanas y el aliento fresco. Y por supuesto, no contiene flúor.

Alternativas naturales

  1. Bicarbonato. Es una de las alternativas más conocidas a la pasta de dientes. Se puede mojar el cepillo de dientes en agua y ponerlo en un vaso con bicarbonato y lavar los dientes como de costumbre.
  2. Aceite de coco. Utilizar aceite de coco es otra buena alternativa natural. Tiene propiedades bacterianas y fungicidas que limpian la boca de forma muy útil. Puede usarse solo o combinado con bicarbonato.
  3. Pasta de dientes a base de arcilla
  4. Cepillado en seco. ¡La alternativa más fácil! Consistiría en cepillarte los dientes sin ningún añadido, únicamente empleando el cepillo.
  5. Irrigadores dentales. Como ya comentamos en este post, los irrigadores dentales son aquellos instrumentos que nos ayudan a limpiar nuestra boca de forma profesional. Eso sí, deben complementarse con el cepillado.
  6. Aceites esenciales. ¡Es otra elección genial para lavarte los dientes! Los aceites esenciales son antisépticos, antimicrobianos, antiinflamatorios, desintoxicantes y fungicidas. Sin duda, puedes utilizarlos para tu salud dental. Los más recomendables son los de menta, limón, clavo, eucalipto, romero y tomillo.

Como ves, existen infinidad de alternativas naturales a los dentífricos convencionales. Elegir utilizar pastasde dientes fluoradas o naturales es una decisión que depende de ti, pero siempre es recomendable consultarlo con el dentista, pues nadie mejor que un especialista para informarnos sobre qué opción es la más conveniente en nuestro caso.