Cómo limpiar, cuidar y guardar los juguetes sexuales: la guía definitiva

Salud y Bienestar: Consejos y noticias - Blog PromoFarma

      Salud y Bienestar    
limpieza de juguetes sexuales

Tanto a solas como en compañía, los juguetes sexuales nos regalan horas de placer sin pedirnos nada a cambio. Escoger un juguete íntimo y experimentar con él hace que conozcas mejor tu cuerpo (y el de tu pareja), tienen múltiples beneficios para la salud y cada vez son más discretos e innovadores, pero ¿ya sabes cómo cuidarlos?

Se suele hablar mucho sobre cuáles son los mejores juguetes eróticos, pero todavía hay muy poca información sobre cómo limpiarlos y guardarlos. Si quieres saber cómo desinfectar, esterilizar y conservar tus juguetes sexuales para que duren más tiempo y disfrutar de una experiencia segura, hemos preparado para ti una guía paso a paso para que no tengas ningún contratiempo.

¿Cómo limpiar los juguetes sexuales?

No limpiar tus juguetes íntimos, usar productos incorrectos o guardarlos en un lugar inadecuado puede suponer que se estropeen y tengas que deshacerte de ellos. Sin embargo (y más allá del impacto que pueda tener para tu bolsillo), si nunca esterilizas y desinfectas tus juguetes eróticos corres el riesgo de contraer infecciones en la zona íntima, hongos e incluso enfermedades de transmisión sexual.

Aunque todo dependerá de su material, la mayoría de juguetes sexuales pueden lavarse con agua tibia y jabón neutro, sin perfumes ni químicos y con un pH 5.5, similar al de la piel. Es el caso de los juguetes íntimos de silicona de grado médico, que gracias a su material hipoalergénico son los más recomendados por los expertos en salud sexual.

Además del jabón neutro, también existen productos limpiadores específicos para los juguetes sexuales. Son compatibles con juguetes íntimos de todo tipo (succionadores de clítoris, bolas chinas, vibradores…), incluso con aquellos que tengan superficies delicadas. No contienen alcohol y son de fácil aplicación, como los sprays de Intimina y Espumín. De acción rápida, ambos son respetuosos con el pH de la piel y ayudan a prevenir irritaciones en la zona íntima.

Observa tu juguete con detenimiento

Antes de limpiar tus juguetes eróticos, es importante que te centres en el modelo y sus instrucciones. Normalmente las encontrarás en la caja del producto o en su manual. Si no las conservas, las encontrarás en la propia web del fabricante.

Los juguetes sexuales más vendidos (de marcas como Satisfyer, Lelo, Intimina o Tenga) suelen ser fáciles de encontrar. Además, todos ellos están sometidos a controles de calidad muy rigurosos para verificar que sus materiales son seguros e hipoalergénicos. Si no encuentras tu juguete por internet y esa falta de información no te genera confianza, es mejor que lo reemplaces por uno nuevo.

Ten en cuenta que, por mucho que los cuidemos, con el tiempo se deterioran y tarde o temprano hay que renovarlos. Tu primer juguete sexual no tiene por qué ser el definitivo. Muchas veces, la primera vez que compramos un juguete no sabemos muy bien cómo funcionan y qué tipos hay, por lo que a menudo adquirimos uno y más tarde descubrimos que no acaba de encajar con nuestras preferencias o incluso nos empieza a llamar la atención otro juguete diferente.

Tras esa primera toma de contacto, y ahora que ya conoces mejor qué te gusta, esa nueva compra es la oportunidad perfecta para optar por un modelo más acorde a tus gustos y de mayor calidad y durabilidad.

Es posible que tanta variedad de producto te abrume un poco. Si no sabes por dónde empezar, te recomendamos que busques un juguete erótico de parafarmacia. En el catálogo de PromoFarma tenemos a tu disposición una amplia variedad de juguetes sexuales elaborados con silicona de grado médico y otros materiales de alta calidad para que puedas elegir el que mejor se adapte a tus necesidades sin poner en riesgo tu salud.

Limpieza de juguetes eróticos según su material

A la hora de higienizar nuestros juguetes íntimos, los clasificaremos en función de su material.

Limpieza de juguetes sexuales de materiales flexibles

  1. Juguetes de silicona: lo ideal es lavarlos con jabón neutro o un limpiador específico como los que te hemos recomendado más arriba. Estos juguetes acostumbran a ser resistentes a las altas temperaturas y la humedad, por lo que podemos esterilizarlos con agua hirviendo. Eso sí, siempre y cuando no dispongan de compartimentos internos para pilas u otros mecanismos que podrían estropearse.
  2. Juguetes de látex y gelatina: lávalos con agua y jabón neutro o con un limpiador específico. Evita usar agua hirviendo, ya que no son compatibles y podrían dejar de funcionar.
  3. Juguetes que se pueden penetrar: en el caso de los juguetes sexuales como las vaginas en lata, además de lavarlos con agua tibia, jabón neutro o un limpiador específico, muchos fabricantes recomiendan utilizar unos polvos renovadores para potenciar su higiene y durabilidad. Aplícalos cuando el juguete esté totalmente seco.

Limpieza de juguetes sexuales de materiales rígidos

  1. Juguetes de plástico y acrílicos: utiliza agua tibia y jabón neutro o un limpiador de juguetes.
  2. Juguetes de cristal y de acabado metálico: utiliza agua templada, jabón neutro o un limpiador de juguetes. Además, puedes desinfectarlos hirviéndolos en agua durante unos segundos.

Claves para que tus juguetes íntimos duren más años

Cuidar de tus juguetes eróticos hará que puedas disfrutar de ellos más tiempo. Recuerda que tienen una vida útil limitada: con el paso del tiempo podrás notar cambios en su color, material o textura. De todos modos, poder disfrutar de ellos durante muchos años solo depende de ti.

Algunos juguetes son más resistentes al agua que otros, pero siempre hay partes más delicadas. Siempre que los laves, debes tener cuidado con las ranuras de carga (usb) y otros compartimentos. Retira las pilas antes de lavarlos, así como en caso de que no lo vayas a usar con frecuencia.

Otro error muy frecuente es confundir la etiqueta “sumergible” con “resistente al agua”. Que se puedan mojar no significa que puedas sumergirlos. Antes de nada, asegúrate de que tu juguete lo permite.

Evita lavar tus juguetes sexuales en el lavavajillas como sugieren algunos portales de poca confianza. No es el lugar adecuado y no podemos garantizarte que tu juguete siga funcionando si empleas este método.

Cuando lo uses, asegúrate de que el lubricante que eliges es respetuoso con sus materiales, como los de base acuosa. Evita los lubricantes de aceite o siliconas, ya que podrían dañar tus juguetes.

¿Cómo prevenir infecciones al usar juguetes sexuales?

Es importante ser meticulosos con todos los juguetes eróticos, especialmente con aquellos que se insertan o que se pueden penetrar. Algunas claves para evitar infecciones con tus juguetes íntimos son las siguientes:

Lávalos antes y después de usarlos

No hay nada más efectivo que una doble limpieza. Si limpias el juguete antes de su uso ayudas a eliminar todas las bacterias que se hayan podido depositar durante el tiempo que no se ha utilizado. Combínalo con una buena limpieza posterior y te asegurarás de que no quedan restos de bacterias.

¿Tu juguete es nuevo? Es importante que lo laves antes de usarlo por primera vez. Recuerda: que sea nuevo no significa que esté listo para su uso inmediato.

Utiliza preservativo

Tanto si tienes pensado compartir tu juguete como si lo usas en solitario, es importante que lo utilices con un preservativo. Si vas a estimular distintas zonas del cuerpo o en caso de que lo utilicen distintas personas dentro de la misma sesión, asegúrate de que utilizas un preservativo diferente para cada zona y pareja sexual.

Es importante tomar precauciones a la hora de compartir nuestros juguetes sexuales, ya que esta práctica aumenta el riesgo a contraer enfermedades. Si la forma del juguete no permite el uso de condón y no conoces bien a tu pareja sexual, no lo compartas. En este caso se recomienda tener un juguete para cada uno.

¿Cómo y dónde guardar los juguetes eróticos?

Elegir el lugar donde guardar tus juguetes sexuales es tan importante como su limpieza. Y es que cuidándolos de forma adecuada mantendrás su forma y harás que duren más tiempo.

Algunos fabricantes incluyen sus propias bolsitas de almacenaje. Si no es tu caso, puedes guardarlos en un neceser o una bolsa de satén, así como en una caja o recipiente cuyas condiciones higiénicas sean óptimas. No utilices la caja original del producto, ya que no tiene por qué reunir las condiciones higiénicas adecuadas para su mantenimiento.

Antes de guardar tu juguete sexual, es importante que esté limpio y completamente seco. Si tienes varios juguetes, guárdalos en bolsitas o recipientes separados, de forma que no entren en contacto unos con otros.

A la hora de elegir dónde colocarlos, elige un lugar fresco y seco, alejado de cualquier fuente de calor y de la exposición solar. Si quieres tenerlo en la mesita de noche, guárdalo en un cajón (siempre dentro de tu bolsita o caja) y nunca lo dejes a la luz o en superficies donde pueda acumular polvo y otras bacterias.

¿Crees que ha llegado el momento de renovar? ¡Echa un vistazo a nuestro catálogo de juguetes eróticos y hazte con uno nuevo!

Valoración post

(3 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las condiciones generales de uso y la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

consulta farmacéutica
Pregunta a nuestro farmacéutico de manera anónima y gratuita

Haz una pregunta

Te recomendamos buscar tu consulta porque es posible que ya esté resuelta

Haz una pregunta

Correo electrónico (No será publicado)
Te enviaremos un mail cuando contestemos tu pregunta

Título pregunta

¿Cuál es tu pregunta?
Puedes escribir tu nombre al final de tu pregunta (es opcional)