¿Cuál es la mejor forma de tomar café verde?

Escrito por PromoFarma el 10/10/2021

El café verde es un producto interesante, diferente y con propiedades muy diferentes a las del café tostado común. Ya conocemos sus propiedades, sus formatos y sus contraindicaciones, pero es momento de hablar de cómo tomarlo.

Propiedades y beneficios del café verde

Si por algo se conoce el café verde es por sus propiedades saciantes, quemagrasas y diuréticas. Además, favorece la circulación, disminuye los niveles de glucosa en sangre y ayuda a mejorar la celulitis.

Si nos acercamos a este producto por ser un coadyuvante en procesos de pérdida de peso. Eso sí, lo primero que tenemos que recordar es que el mejor aliado para esto son los tips básicos de siempre: Seguir una dieta variada y equilibrada y realizar ejercicio físico de manera regular.

Si a estos tips sumamos la acción del café verde incrementaremos el resultado, pero sin lo anterior el café verde no tendrá ese resultado esperado.

¿Cómo debo tomar el café verde?

El principal componente del café verde es el ácido clorogénico, un polifenol con triple efecto adelgazante sobre nuestro organismo, ya que por un lado provoca efecto saciante, por otro lado bloquea el mecanismo de liberación de glucosa en sangre y, por último, sus propiedades diuréticas que ayudan a eliminar la celulitis.

Formatos para tomar café verde:

  1. Infusiones de café verde: es la forma más fácil de preparar si tienes café verde natural. Según recomiendan los especialistas, para que el café verde nos haga efecto debemos tomarlo en suplementos que contengan al menos un 45% de ácido clorogénico. Si optas por una  infusión a partir del grano de café verde su preparación debe ser la siguiente: pon a hervir agua en un cazo hasta cubrir aproximadamente un dedo 2 cucharadas de granos de café verde. Dejar durante 15-30 minutos hasta que se hinchen. Añade una taza más de agua y deja hervir la infusión 5 minutos a fuego lento. Deja reposar y sírvete. La infusión de café verde para adelgazar se recomienda un máximo de 2 tazas al día. Otra forma de preparar tu infusión de café verde es moliendo el grano y usando una cafetera de émbolo. En este caso, las proporciones recomendadas son 2 cucharadas soperas de café verde molido para que salgan 2 tazas de infusión. Ponemos agua a hervir, añadimos el café molido, colamos y servimos en taza.
  2. Comprimidos: Es el formato más extendido y práctico para tomar. La mayoría de formulaciones que se comercializan recomiendan 2 comprimidos al día.
  3. Chicles: Es el más nuevo y práctico formato que ha aparecido al mercado y su extracto de café verde te ayudará en al control del apetito. Debes revisar siempre las indicaciones del producto que adquieras, ya que entre distintas marcas pueden variar los porcentajes de composición, pero no se recomiendo excederse más de 6 chicle al día en la mayoría de ellos.

Importante: ¿Qué tener en cuenta antes de tomarlo?

Aunque el café verde lleva menos cafeína que el grano de café oscuro o molido, personas con cardiopatías o sensibles a la cafeína como mujeres embarazadas, pacientes con patologías renales o niños pequeños no lo pueden tomar. Como ya comentamos en anteriores artículos, los diabéticos no deben abusar de él, ya que como hemos comentado disminuye el azúcar en sangre y la combinación con su medicación podría ser fatal.

¿Conocías todos los formatos para tomar café verde? ¿Con cuál te quedas? Hablemos de café verde. ¡Nos leemos!