PromoFarma by DocMorris

Limpiadores faciales y desmaquillantes

Cuida tu piel cada día realizando una buena limpieza facial

¿Qué son los limpiadores faciales?

Los limpiadores faciales son productos especialmente indicados para eliminar la suciedad acumulada en el rostro a lo largo del día, ayudando a limpiar y desmaquillar la cara, dejándola fresca, suave y sin impurezas. Los limpiadores son esenciales para las rutinas de día y de noche, ya que facilitan la limpieza de la piel del rostro eliminando, por ejemplo, los restos de maquillaje, las células muertas o los cosméticos aplicados con anterioridad. Además, ayudan a controlar el exceso de sebo o prevenir la aparición de impurezas, como granos, espinillas y puntos negros.

¿Qué limpiadores usar para realizar una buena limpieza facial?

La rutina de limpieza de cara consta, básicamente, de dos pasos: desmaquillar y lavar. Para cada uno de ellos usaremos productos diferentes. Para escoger el mejor limpiador facial, se recomienda guiarse por la textura así como los ingredientes que contiene el producto. 

Para el proceso previo de desmaquillar, disponemos de:

  • Aceites: La mayoría de estos productos contienen componentes que ayudan a reestructurar el rostro, vitaminas y minerales. Muchos de ellos se componen de elementos higienizantes y antisépticos naturales, como la glicerina o el árbol de té, que mantienen el equilibrio natural de la dermis, dejándola limpia y sin impurezas. El aceite limpiador facial es recomendable para la pieles secas o muy secas, ya que son las que sentirán mejor la textura en su piel. 
  • Bálsamos y leches: Este tipo de limpiadores son una emulsión de aceites en agua y su formulación resulta en una textura muy recomendable para las pieles mixtas y secas. Aunque depende de la formulación, las leches limpiadoras desmaquillantes y bálsamos faciales suelen tener pocos surfactantes o surfactantes suaves, por lo que no deja la piel tirante después de limpiar la cara. También contienen otros ingredientes humectantes que ayudan en la hidratación, reteniendo la humedad en la piel, por lo que las pieles secas agradecen esta característica.
  • Agua micelar: El agua micelar es una solución acuosa formada por una mezcla de agua y micelas (jabón). Son recomendables para casi todos los tipos de pieles, aunque para las pieles más sensibles se recomienda buscar un agua micelar más específica. Al ser un limpiador suave, es posible que en muchos casos no se acabe de retirar del todo el maquillaje o la suciedad, por lo que se recomienda aplicar un limpiador facial, como el gel o espuma, que retire todo el producto.
  • Toallitas: Su formato las hace ideales para viajar o cuando se dispone de poco tiempo para un desmaquillado. Como última limpieza antes de dormir, retira todo el maquillaje en un solo gesto. Rápido, práctico, sencillo y eficaz. Las hay aptas para todo tipo de pieles.

En cuanto al paso de la limpieza de la piel, sigue siendo fundamental. Este paso permite una limpieza profunda de los poros de la piel, eliminándola de impurezas rebeldes y residuos de desmaquillantes, ¡una rutina diaria que no debe descuidarse! Para ello, existen limpiadores en forma de gel, espuma o jabón, con diversas texturas para cubrir las necesidades de cada tipo de piel:

  • Geles limpiadores: El formato más común, el gel hace espuma con agua y lava el rostro. Existen geles limpiadores adecuados para pieles normales a mixtas y grasas con una acción “más stripping” y geles formulados para pieles sensibles y secas, de baja formación de espuma y diseñados para no resecar la piel.
  • Espumas limpiadoras: En forma de espuma, son extremadamente suaves con la piel y, por lo tanto, más adecuadas para pieles sensibles.
  • Cremas espumosas: Se presenta en forma de crema que, una vez emulsionada con agua, se convierte en una espuma muy suave y bastante compacta. Muy bien tolerado por pieles sensibles.
  • Pan dermatológico: Sin jabón, limpia la piel sin resecarla respetando la película hidrolipídica de la piel. Es muy popular en pieles secas a muy secas, con tendencia atópica y muy eficaz en caso de problemas dermatológicos.

Hay otras presentaciones, como el tónico, también muy recomendables para desmaquillar y limpiar la piel.

Todos ellos dejan la piel limpia, revitalizada y lista para el cuidado diario. ¡Depende de ti elegir la forma, textura o acción que más te convenga!

¿Por qué utilizar el cepillo limpiador facial? 

Es un accesorio ideal para lograr una completa y profunda higiene facial. Al acompañar su uso de un agua micelar o cualquier otro tratamiento limpiador o desmaquillante, se logra limpiar completamente el cutis. El cepillo retira las impurezas y la grasa con eficacia, además de micromasajear la piel. Normalmente es de uso diario. Conseguirás un rostro suave, luminoso y sano.

En PromoFarma tenemos para ti una amplia variedad de productos de limpieza facial a precios fantásticos. Encuentra las mejores ofertas y descuentos online en más de 7000 marcas y disfruta de todas las promociones. Gastos de envío gratis en pedidos de más de 49€ para que disfrutes más de tu compra online. Envío directamente desde la farmacia en 24-72h, pago seguro y 100% garantizado. PromoFarma es la compañía líder en Europa con más de 150.000 productos de farmacia y parafarmacia a la venta, gracias a millones de clientes que nos dan su apoyo.

Lo más buscado de LIMPIEZA FACIAL