Síntomas de la alergia y cómo combatirlos

Escrito por Raquel Ballesteros el 07/04/2021

¿Cómo saber si tengo alergia?

Una alergia es una respuesta equivocada del sistema inmunitario ante a un agente externo que, por lo general, es inocuo. Es decir, los síntomas de la alergia no dependen de la sustancia que la produce (alérgeno), sino de la reacción en el organismo del que la padece.

Si consideras que puedes tener una alergia, es conveniente diagnosticarla y llevar un control de la misma. Puedes ir al médico de cabecera, quien analizará tu historial y te preguntará sobre los síntomas y posibles alérgenos, o bien puedes consultar un experto en alergias (alergólogo), para realizar las pruebas oportunas.

 

¿Cuáles son los síntomas de la alergia primaveral?

  1. Síntomas a nivel respiratorio 
    Si eres alérgico al polen empezarás a notar como se te inflama y pica la nariz, junto con mucosidad acuosa/goteo nasal y estornudos de forma repetida. La tos, las crisis de asma y hasta las dificultades respiratorias también son ejemplos de síntomas de alergia, así como la picazón en el paladar.
  2. Síntomas a nivel ocular Las alergias también atacan a los ojos. Se ponen rojos, causan molestias e incluso puede llevar a conjuntivitis, una inflamación crónica de la conjuntiva. Además de eso se le suma la picazón también en la garganta y el constante lagrimeo.
  3. Síntomas a nivel cutáneo El sarpullido y el picor en la piel pueden ser los primeros síntomas de alergia, así como la piel reseca, enrojecida y/o irritada. Suelen aparecer con ronchas rojas o granitos. Si eres alérgico al polen te puede producir urticaria de contacto al pasear con los brazos y piernas descubiertos.
  4. Síntomas a nivel digestivo A veces no es fácil diferenciar si es un dolor de estómago o una alergia, lo que puede provocar un grave problema de salud si no se detiene a tiempo. Si, además de dolor de barriga, tienes una reacción alérgica (urticaria, etc.), acidez, vómitos o diarreas, deberás consultar con tu médico y no descartar una alergia.

¿Qué precauciones se aconsejan si soy alérgico/a?

  • Cerrar las ventanas de casa (también cuando se duerma) y solo ventilar durante las primeras horas del día o por la noche.
  • En el exterior, además de la mascarilla FFP2 o FFP3, utilizar también gafas de sol, para que cierren bien el contorno de la cuenca ocular. Las partículas de polen se pueden adherir a la mucosa de los ojos, generando esa picazón tan característica.
  • Evitar las salidas al campo y las actividades al aire libre en días de alta polinización o mucho viento.
  • No cortar el césped ni podar árboles.
  • En el coche, cerrar las ventanillas y colocar filtros antipolen en el aire acondicionado.
  • Al llegar a casa, es recomendable ducharse y lavar la ropa para quitar los restos de polen, así como evitar tender la ropa en el exterior.
  • Algunas plantas de las familias de las cupresáceas producen grandes cantidades de polen, y durante la polinización debe evitarse la proximidad a estos árboles y otros arbustos.
  • Extremar la higiene de manos, cara y ojos.

 

¿Cómo combatir los síntomas de la alergia?

Existen diferentes maneras de aliviar los síntomas asociados a la alergia. Una buena manera es mediante aceites esenciales. Te hacemos una selección de los mejores, complementados por difusores.

Podrás aliviar los síntomas más frecuentes con otros remedios que te ayudarán. Por ejemplo, los que tratan la rinitis o congestión nasal. También hay productos de cuidado respiratorio (como un spray nasal) o antihistamínicos naturales que pueden contribuir a tu mejora.

 

Por otro lado, la quercetina, que podemos adquirir de manera natural en alimentos o bien en complementos, es una buena opción contra la alergia estacional o alimentaria.

 

En cualquier caso, si experimentas síntomas de manera sostenida en el tiempo o existen otras enfermedades, recomendamos consultar con tu médico/a.

 

¿Cómo influye el uso de mascarillas en los síntomas de la alergia?

El uso de mascarillas tiene ventajas si eres alérgico/a, ya que estas actúan como filtro y reducen el grado de exposición al polen.

Según un informe de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) el uso de mascarilla en pacientes alérgicos disminuye el consumo de medicamentos de rescate y las visitas a urgencias por este tipo de reacciones, ya que las mascarillas contribuyen a reducir la inhalación de las partículas hasta un 80%.

En concreto, las mascarillas más indicadas para este fin son las FFP2 y las FFP3, porque retienen el tipo de partícula necesario: el polen. De esta manera, los síntomas pueden llegar a ser más llevaderos.

Es importante que las mascarillas vayan bien ajustadas. Por ese motivo, las quirúrgicas no son las más adecuadas: se toleran más por los niños, y son mejores que nada, pero no son lo ideal. Por otro lado, aunque a veces las higiénicas sí tienen un filtro, suele ser antibacteriano, el cual es efectivo contra las bacterias, de mayor tamaño que algunos granos de polen.

Cuanto más tiempo llevemos la mascarilla, más tiempo evitamos el contacto con el alérgeno y su reacción. Es posible que un diagnóstico de rinitis alérgica, por ejemplo, mejore con una FFP2/3.

El Presidente del SEAIC, Ángel Moral, sostiene la siguiente afirmación: “Los alérgicos a pólenes pueden necesitar usar mascarillas durante casi todo el año: en invierno por las cupresáceas (arizónica y ciprés), en primavera por el plátano de sombra, abedul, gramíneas, olivo y parietaria y por último en verano por la salsola y la parietaria”, puntualiza el doctor Moral.

 

¿Qué hacer si tienes alergia a las mascarillas?

Aunque quizás no sea lo más habitual, se puede tener alergia a las mascarillas. A menudo, es debido a un mal uso. Las erupciones en la piel suelen ser por este motivo, pero puede suceder que se sea alérgico a algún compuesto químico de las mismas.

Hoy en día, lo normal es usarlas a diario, si no es por un problema mayor de salud. En el caso de ser alérgicos a sus componentes, no sería recomendable. Los síntomas más comunes son las citadas erupciones o problemas respiratorios.

¿Qué hacer en este caso? Debemos diferenciar si, en lugar de alergia, es acné, provocado por el sudory las bacterias que obstruyen los poros. Esto es muy probable en mascarillas de tela reutilizables: el problema es que deberían lavarse después de cada uso y no siempre se hace. Dado que se llevan durante muchas horas, las erupciones en la piel pueden ser por las mismas fricciones que causa la mascarilla por el roce en la cara. En zonas de mucho calor también es probable que las altas temperaturas provoquen esas erupciones: en ambos casos, una crema de hidrocortisona y una pomada hidratante puede ser suficiente, pero es recomendable consultar con el dermatólogo.

Si se tiene alergia a los componentes de las mascarillas, sobre todo las desechables (por ejemplo, las N95), puede ser debido a que se contaminen durante su fabricación por: etileno, urea- formaldehído, melamina-formaldehído, quaternium-15 y formaldehído. En este caso, además de las erupciones, podrían aparecer problemas respiratorios. Si eso ocurre, será mejor visitar a un médico. Es importante cerciorarse de que el envase de la mascarilla contiene toda la información necesaria, con detalle.

De todas formas, es posible que, simplemente con usar otro tipo de mascarilla, las molestias desaparezcan. Están pensadas para que incluso las personas con asma moderada no tengan problemas. Para las pieles sensibles, se recomiendan las mascarillas de algodón, reutilizables, lavándolas después de cada uso.

Si el problema no se soluciona, deberemos pedir un certificado médico que evite la posibilidad de multa cuando la mascarilla sea obligatoria.

 

¿Cómo saber si en mi zona hay alta densidad de pólenes?

Para conocer si hay un nivel alto de polen en el ambiente, puedes consultar mapas online que te facilitan esta información. Si visitas Polenes.com (Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica), podrás ver los resultados según el tipo de polen, la ciudad o comparar históricos. También encontrarás predicciones específicas en cuanto a la Comunidad de Madrid, Cataluña, Galicia y Andalucía, entre otros.

Así, cuando tengas que salir a la calle o hacer algún viaje, podrás prevenir las molestias ocasionadas por la alergia.